Tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto

tiroiditis

Tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto es un tipo de hipotiroidismo de origen autoinmune que puede estar asociado a otras patologías femeninas como el Síndrome de Ovarios Poliquísticos.

¿Qué es esto de “autoinmune”? La culpa no es del sistema inmunológico; no se vuelve loco ni se ataca a si mismo porque al contrario, está programado para defendernos ante todo.

La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune que va destruyendo las células de la tiroides y es la causa más común de hipotiroidismo.

 

El origen de esta autoinmunidad es una inflamación mediada normalmente por bacterias. Por una complicada respuesta inmunológica ante un ataque, las células de la tiroides están infectadas y el sistema inmunológico las identifica como enemigas. Las células dañadas van perdiendo su función y son sustituidas por células fibrosas o por grasa.

La patología tiene además un componente emocional muy marcado, que va desde el miedo al cambio, alto nivel de autoexigencia, asumir exceso de responsabilidades o no ser capaz de expresar lo que se siente.

Aparte de la medicación, existe un tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto, basado en estilo de vida y llevar una alimentación antiinflamatoria.

 

Síntomas de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto es la forma más común de hipotiroidismo y como no da síntomas desde el principio, muchas personas afectadas pueden no darse cuenta de que la tienen. Los signos generales que muestra son:

  • La piel se vuelve más fina, fría, pálida, seca y sensible, sobre todo en la parte interna de los brazos, palmas de las manos y plantas de los pies.
  • El pelo se cae llegando a darse alopecia. Su aspecto es seco, quebradizo, sin brillo ni vitalidad.
  • El latido cardíaco se hace más lento.
  • Se reduce la potencia muscular y pulmonar. Esto junto con el ritmo del corazón más bajo, provoca fatiga y ahogo al hacer el mínimo ejercicio físico.
  • Estreñimiento.
  • Tendencia a engordar y después cuesta mucho perder peso.
  • Intolerancia al frío.
  • Poca sudoración.
  • Aumento del volumen en la zona de la garganta.
  • Cansancio crónico.
  • Dolores en las articulaciones y calambres musculares.
  • Edema alrededor del ojo (bolsas).
  • Piernas hinchadas.
  • Altibajos en el estado de ánimo.

 

Los síntomas que relacionan la enfermedad de Hashimoto con el ciclo menstrual son:

  • Síndrome premenstrual.
  • Regla más abundante de lo normal que dura más de lo normal.
  • Regla muy escasa y por pocos días.
  • Problemas para quedarse embarazada.
  • Posibilidades de aborto espontáneo.

 

Cómo saber si tienes Hashimoto

Antes de empezar a seguir un tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto, es necesario saber cómo está funcionando tu tiroides. Para esto, una analítica de sangre es lo más fiable y seguro para salir de dudas. Mira cómo están estos valores:

  • En hipotiroidismo está alta. Esta hormona ordena a la tiroides que produzca hormona tiroidea (T4). Como en hipotiroidismo hay poca cantidad de hormona y el cuerpo necesita más para sus funciones, va a aumentar el nivel de TSH para intentar producir más T4.
  • Es como un almacén de hormona tiroidea circulando en sangre. En hipotiroidismo hay poca T4. Hay que tener en cuenta tanto la T4 Libre como la T4 Total (la suma de T4 + T4 libre).
  • T3 Libre. Es combustible para las células. Es la forma activa de T4 después de un proceso de biotransformación. Si tienes hipotiroidismo este valor estará más bajo de lo normal, puede ser que T4 no se esté convirtiendo en T3, incluso si los valores de T4 y TSH son normales.
  • Anticuerpos Anti-TPO (la enzima tironil-peroxidasa transforma T4 en T3) y Anticuerpos Anti-Tiroglobulina (la tiroglobulina participa en la transformación T4 a T3 y además lleva T3 a sangre). Se generan porque las células de la tiroides están dañadas y se presentan como enemigos. Esto sucede cuando un antígeno (invasor) se mimetiza con la célula de la tiroides.

 

Hashimoto

 

7 estrategias como tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto

Recuerda que el origen de la tiroiditis de Hashimoto es inmunológico. Si consigues descifrar el entramado de causas que llevan a este sistema a confundir a la tiroides como un enemigo podrás:

  • Frenar los síntomas.
  • Parar el ataque.
  • Volver a tener una tiroides que funcione perfectamente.

En cualquier caso, puedes calmar tu sistema inmunológico y mejorar tu salud siguiendo estas 7 estrategias como parte de un tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto:

  1. Gestiona tu estrés. Porque puede producirse una inflamación de tiroides por estrés y entonces fabrica menos hormonas.
  2. Atenta a lo que comes.
    Para que la tiroides trabaje bien, necesita:
    – Vitaminas: A, B, D.
    – Minerales: Selenio, Yodo, Zinc, Hierro.
    – Grasas: Omega 3.
    Evita todos los alimentos tóxicos e inflamatorios:
    – Cereales.
    – Productos de animales mamíferos.
    – Algunas verduras como las solanáceas.
    Especialmente el gluten, los lácteos y demás productos de origen mamífero facilitan el mimetismo por el que las células de la tiroides se convierten en dianas para el sistema inmunológico.
  3. Mejora tu salud intestinal.
    – Evita comida como el gluten que provocan hiperpemeabilidad intestinal, haciendo que las toxinas entren sin control a la sangre.
    – Incorpora a tu alimentación probióticos que restauren la microbiota intestinal.
    – Una barrera intestinal fuerte es necesaria para poder absorber bien las vitaminas y minerales como la Vitamina D y el Selenio que juegan un importante papel en el funcionamiento de la tiroides.
  4. Elimina toxinas. Ya sea provenientes de la alimentación (aditivos), de cosméticos y productos de higiene (parabenes), de envases alimenticios (bisfenol). Además por supuesto de tabaco y contaminación atmosférica (metales pesados). Todos ayudan a la generación de anticuerpos.
  5. Ten cuidado con las bacterias. Tanto el Helicobacter Pylori como la Yersenia Enterocolítica ayudan a la creación de anticuerpos.
  6. Equilibra los niveles de estrógenos. Los altibajos en los niveles de estrógenos pueden activar el gen de Hashimoto si además hay inflamación crónica o tendencia genética. Y las subidas de estrógenos potencian el ataque del sistema inmunológico a la tiroides, por eso es más común en etapas de la vida como embarazo y premenopausia.
  7. Toma más Omega 3. Ayuda a reducir la inflamación que se produce en la tiroides. El ratio ideal de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 es 1:1, pero en la sociedad actual es 1:3 y este desequilibrio conduce a inflamación. Es recomendable aumentar el consumo de pescados y mariscos y reducir el de productos ricos en omega 6 como semillas, aceites vegetales, procesados etc.

Si pones en marcha un tratamiento natural para la tiroiditis de Hashimoto, con estrategias seguras como estas de alimentación y estilo de vida para ayudar a equilibrar tu sistema inmunológico, estarás en el camino correcto para empezar a controlar la autoinmunidad.

 

IR AL PROGRAMA RELACIONADO  Adiós a la regla irregular

 

 

Artículos de Salud:

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados actualmente.

Share This
¿Necesitas ayuda?
Powered by

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar