La menopausia, el camino hacia la plenitud

la menopausia

La menopausia, el camino hacia la plenitud

La menopausia es el momento de la última menstruación y se considera que empieza 12 meses después de la última regla. Pero no llega de repente. La perimenopausia o premenopausia es el camino de transición a la menopausia y puede durar entre 7 y 14 años.

Hay tantos tipos de menopausia y perimenopausia como mujeres; cada mujer es única, y por eso cada una vive estas etapas de la vida de manera diferente.

Menopausia: sus síntomas

Afortunadamente, la sociedad actual está empezando a dejar de ver la menopausia como una enfermedad con síntomas que tienen que ser eliminados.

¿Cómo saber si la menopausia se está acercando? Por la edad, claro. Pero también porque durante la etapa de transición, el cuerpo manda señales de que se están produciendo cambios hormonales. Esto son los síntomas de la menopausia.

Y la llegada de la menopausia puede tener síntomas físicos y emocionales. Pero no son el enemigo a batir, son parte de un proceso fisiológico en la vida de las mujeres.

 

Cambios en la menstruación

En la perimenopausia pueden darse:

  • Períodos irregulares.
  • Sangrado más abundante.
  • Ligeros sangrados entre períodos.
  • Períodos más largos.

 

Calores y sudores nocturnos en la menopausia

Hay mujeres que empiezan a tenerlos en la perimenopausia y continúan con estos sofocos o calores en la menopausia.

Son como una oleada de calor que inunda el pecho, cuello y la cabeza. Pueden estar acompañados de sudor abundante (aunque otras veces no se sude), rubor, sensación de mareo, dolor de cabeza o latido de corazón acelerado.

Los sudores nocturnos en la menopausia son un motivo de insomnio. Después del brote de calor, puede no ser fácil volver a dormirse.

Todavía no está claro su origen, aunque algunos estudios los relacionan con:

  • El hipotálamo en el cerebro es el regulador de la temperatura corporal y necesita un tiempo para adaptarse a los cambios hormonales.
  • Bajada del nivel de estrógenos y las oleadas de Hormona Luteinizante.

Pero no todo va a ser negativo. Según algunos estudios, las mujeres que los sufren, sobre todo al principio de la menopausia tienen menos riesgo de padecer cáncer de mama o enfermedades cardiovasculares. La próxima vez que sientas que vas a salir ardiendo, piensa en esto, seguro que lo llevas mejor.

Según cómo sea tu estilo de vida y alimentación, puedes tener menos o más papeletas de sufrir estos calores durante la menopausia: el azúcar, alcohol, abuso de la cafeína y el sedentarismo aumentan las posibilidades de tenerlos.  Mientras que ejercicio físico, relajación, meditación, yoga y una alimentación sencilla y natural ayudarán a que sean menos molestos.

 

Menopausia e insomnio

¿Te cuesta quedarte dormida por la noche? ¿o te despiertas a media noche y no puedes volver a dormir?

El momento vital en que cada mujer llega a la menopausia es totalmente diferente. Por edad, puede que tengas que cuidar de tus padres que se han hecho mayores. O puede ser que te preocupen tus hijos. O por la noche le das vueltas a tu vida. Estás en un momento de cambio, y esto, el confrontar lo desconocido es motivo de estrés.

La falta de sueño afecta durante el día, estando más irritable, cansada y con dificultad para concentrarte y para gestionar el estrés.

 

Causas del insomnio en la menopausia y perimenopausia

Esta dificultad para tener un sueño reparador puede tener un componente hormonal. Concretamente con el descenso de los niveles de las hormonas femeninas en la menopausia. Además estrógenos y progesterona influyen en la producción de melatonina, la hormona que ayuda a dormir.

 

¿Cómo mejorar el insomnio en la menopausia?

  • Con suplementos naturales como la melatonina, infusiones relajantes. Recuerda no tomarlos sin consejo profesional.
  • Ve a dormir siempre a la misma hora.
  • Olvídate de la siesta.
  • Lee algo que no te haga pensar, toma un baño caliente o escucha música relajante.
  • No veas la tele en el dormitorio, ni te lleves el ordenador o móvil a la cama porque la luz de estos dispositivos confunde al hipotálamo e interfiere con la melatonina.
  • Toma una cena ligera y nunca justo antes de irte a la cama.
  • Evita las bebidas con cafeína o teína después de las 4 de la tarde.
  • Haz ejercicio físico a diario, pero no antes de ir a dormir porque te llenará de energía en un momento en el que necesitas calma.
  • Practica relajación.

 

Sequedad vaginal y control de la vejiga

Es posible que en la menopausia tengas atrofia vaginal, es decir, el tejido que forma la pared de la vagina se vuelve más fino y seco. Esto puede dar lugar a:

  • Coitos dolorosos.
  • Infecciones vaginales.
  • En la menopausia son frecuentes los picores genitales.

Para tratar la sequedad vaginal por vía tópica se pueden usar tanto lubricantes como hidratantes, a diario, no sólo en el momento de tener sexo. Es muy importante que no contengan petróleo y que estén formulados a base de agua para no irritar la zona.

También existen tratamientos seguros a base de hormonas.

En la perimenopausia y menopausia puedes tener ganas de orinar que no puedes aguantar e incluso pequeñas pérdidas de orina al estornudar, toser o reír.

Esto pasa porque la musculatura de la vejiga y el suelo pélvico se debilita. Los ejercicios de Kegel son muy recomendables para fortalecer todos estos músculos.

 

¿La menopausia engorda?

Puedes ganar peso como consecuencia del desequilibrio hormonal. Con el descenso de estrógenos, a las mujeres nos puede salir tripita y esto también puede ser como consecuencia de un exceso de azúcar y resistencia a la insulina en sangre.

Este aumento de grasa en la tripa puede ser un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2. Así que, perder peso ya no es una cuestión de imagen sólo.

Y respecto a la imagen. Muchas mujeres al ver los cambios que está experimentado su cuerpo se sienten menos atractivas y por eso pierden el deseo y la actividad sexual. Además esto puede causar desánimo y ya tenemos aquí la relación menopausia y depresión.

Si te dicen, “es normal, en la menopausia se engorda” como si no se pudiera hacer nada al respecto, no hagas caso. ¡Claro que puedes hacer!

Cuando las hormonas del estrés están fuera de control, bajan los estrógenos.

Por esto es importante reducir el nivel de estrés. Si quieres aprender cómo, únete al reto #ViveMenosEstresada donde encontrarás herramientas y estrategias para dejar de ser una mujer al borde del ataque de estrés continuo.

En la menopausia, uno de los tratamientos naturales más efectivos que puedes llevar para bajar de peso es el ayuno intermitente. Reducir el número de comidas, evitando la cena ayuda a mejorar problemas metabólicos, y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es también un tratamiento natural para la depresión en la menopausia.

Una alimentación rica en proteínas, grasas saludables, verduras y frutas y baja en hidratos de carbono equilibra los niveles de azúcar e insulina en sangre, favoreciendo la salud y la pérdida de peso.

 

La plenitud

Estas son algunas de las situaciones que pueden acompañarte durante la transición a la menopausia o al comienzo de ésta.

Es un momento de cambio profundo a muchos niveles. Cada etapa de la vida hay que vivirla como corresponde. No voy a decir que la menopausia es el tiempo de recoger los frutos sembrados, obviamente recogerás más que cuando tenías 15 años, pero aún puedes seguir sembrando.

Es un momento ideal para abrazarte, sentirte y cuidarte:

  • Reflexiona sobre cómo ha sido y es tu vida. Siéntete orgullosa de todo lo que has conseguido y plantéate nuevas metas desde la calma.
  • Obsérvate y aprovecha todos los cambios que están teniendo lugar en tu cuerpo, tus emociones y tu mente para conocerte. Y desde este autoconocimiento podrás relacionarte mejor contigo y con los demás.
  • Siéntete bella, hermosa y poderosa.
  • Adapta tu alimentación y hábitos de vida a esta etapa.
  • Disfruta de la vida, haz lo que te apetezca, que la edad no sea un límite.
  • Da rienda suelta a tu creatividad tanto en tu imagen, vestuario, como en la decoración de tu casa o aprendiendo cualquier actividad creativa que te guste.

Más allá de las hormonas, de la fertilidad, de si la menopausia engorda o no, de los calores y sudores. Más allá y por encima de todo estás tú, como persona, como mujer plena y completa.

Toma las riendas de tu vida porque todavía te queda mucho por hacer… ¡y no te olvides de disfrutar del viaje!… y por supuesto, de compartirlo con quien tú quieras.

Si estás llegando a la menopausia y quieres ganar bienestar y salud, visita mi programa Sana tu Menstruación.

 

 

Artículos de Salud:

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados actualmente.

Share This
¿Necesitas ayuda?
Powered by

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar